Category Archives: Reflexiones

En la vieja Grecia vivía Demóstenes, un niño que tartamudeaba, pero que soñaba con ser un gran orador.

Category : Reflexiones

En la escuela, cuando le tocaba pasar al frente a exponer algún tema de investigación sus compañeros solían reírse, pues repetía como diez veces la misma frase. Sin embargo, Demóstenes sabía que la perseverancia y la confianza en sí mismo le ayudarían a desarrollar el arte del buen hablar.

Cuando él comentaba su sueño, sus familiares y amigos le sugerían que mejor identificara alguna otra aptitud con la que pudiera destacar. Pero él permanecía convencido que lo suyo era la oratoria y que aunque le costara, lo lograría.

Éste en su juventud contemplaba con admiración y mucha atención a los oradores y filósofos más reconocidos como Platón para aprender de ellos. Además, siempre se decía: “Todo es posible, sólo debo trabajar en mi estilo”.

Un día preparó su discurso y se presentó en una plaza. A la tercera frase fue interrumpido por las críticas y burlas que le decían que pusiera más aire en sus pulmones que en su cerebro. Demóstenes no tomó esto como insulto, ni como un fracaso, al contrario siguió creyendo que tenía que seguir practicando hasta lograr su objetivo.

Durante los atardeceres corría por la playa, gritándole al sol con todas sus fuerzas para ejercitar sus pulmones. Por la noche se llenaba la boca de piedras y se ponía un cuchillo afi lado entre los dientes para forzarse a

hablar sin tartamudear. También se paraba varias horas seguidas frente al espejo para mejorar su postura, controlar

sus gestos y su forma de articular las palabras.

Así pasaron años hasta que un buen día se presentó ante una asamblea, donde defendió con admirable elocuencia a un hombre al que sus hijos le estaban robando sus bienes. No

sólo ayudó a esta persona, sino que logró el reconocimiento

de todos con su discurso tan coherente y persuasivo.

Demóstenes demostró al mundo que el fracaso no es más que una idea que está en nuestra cabeza y que el éxito es posible siempre y cuando creamos en nosotros mismos y seamos capaces de perseverar y trabajar por conseguir

nuestros más grandes sueños. Así que ya lo sabés, de vos depende alcanzar tus propósitos.


¿Crees Que La Pasión Es Importante?

Category : Reflexiones

La gran pregunta entonces, es que es lo que queres lograr en el corto, mediano y largo plazo, y que crees vos que paso para que hasta el momento, no hayas podido concretar esa meta?
No es un secreto que poniéndole Pasión a todo lo que hacemos, hay altas probabilidades de concretar lo que queremos, ahora bien, déjame hacerte una pregunta, y me gustaría que me contestes con la mano en el corazón.
Verdaderamente le pones Pasión a lo que haces, o simplemente lo haces porque hay que hacerlo? Porque déjame decirte que cuando haces las cosas con Pasión, se nota, como también cuando haces las cosas sin ella.
El musculo de la perseverancia se ejercita con pensamientos positivos, así que es necesario mantenerse con una postura inclinada hacia la actitud mental positiva.
Nunca dejes de creer y tenes que saber esperar, porque acordate que en el lejano oriente hay una planta que se llama Bambú Japonés, y tiene una característica que la hace única en todo el mundo, y es la siguiente: Durante los primeros 7 años y a través de un riego y abono constante, día tras día, la planta pareciera estar muerta, ya que ningún cambio a simple vista se puede vislumbrar, y recién después de este largo periodo en el séptimo año y en tan solo 6 semanas, el bambú crece 32 metros aproximadamente, y esto se debe a que en todo ese periodo la planta está haciendo crecer sus raíces, que luego tendrán que sostener la tremenda altura que alcanza.
Muchas veces si queremos llegar al resultado que buscamos es necesario perseverar y para esto va a ser casi imprescindible poder contar con un circulo de personas sean familiares o amigos que nos ayuden a mantenernos firmes con lo que queremos lograr, porque tener un circulo fuerte es lo que nos va a ayudar y por el contrario si nuestro circulo no nos apoya entonces, hacernos a la tarea de buscar personas que estén alineadas con nuestros mismos objetivos, para que de esta manera la sinergia nos ayude a lograr nuestras metas.


Los 4 Acuerdos

Category : Reflexiones

Hay muchos libros a lo largo de mi vida que he leído y muchos de ellos, marcaron un antes y un después, como cuando conoces a una persona, puede pasar que sientas que hay un antes y un después de conocer a tal o cual persona, y muchas veces eso mismo es lo que me pasa con los libros.
Me gustaría contarte sobre un libro que logro eso en mí y quiero compartírtelo, porque me gusta compartir lo que a mí me hace bien, creyendo que puede pasar lo mismo con vos.
El libro se llama como el título de este capítulo, Los 4 Acuerdos y es de Miguel Ruiz.
Para hacerte una introducción del mismo, él nos cuenta que, a cada uno de nosotros cuando nacemos, ya sea o la sociedad o nuestro entorno, nos va llenando de creencias muchas veces infundadas en experiencias de otros, que nos ponen un velo en los ojos que nos impide ver con claridad, la realidad que nos rodea y de esa manera, nosotros mismos inconscientemente vamos realizándonos creencias y acuerdos con nosotros mismos, los cuales nos van a hacer vivir nuestra propia vida, regida bajo esos mandatos que sin quererlo van siendo parte de nosotros mismos y a partir de ahí todos nuestros pensamientos y por consiguiente nuestro accionar en el diario vivir.
Lo que Miguel Ruiz propone en su libro, basándose en la sabiduría tolteca, civilización de la cual te recomiendo que puedas buscar más información, por las enseñanzas que te puede dejar, es que podamos sustituir toda esa cantidad de acuerdos que tenemos desde que nacemos, por estos cuatro, que si bien son muy pocos comparados con todos los que podamos llegar a tener, pero que con solamente 4 acuerdos podemos llegar a tener una vida más plena y feliz, como la que todos ansiamos.
Primero que nada, sepamos que significa Acuerdo, dentro de este contexto, es la decisión tomada en común por dos o más personas, cada uno de nosotros, podemos tener diferentes acuerdos, con nosotros mismos o con los demás, y en base a eso vivimos.
Ahora bien, vamos a tratar de hacer lo que Miguel Ruiz nos propone:
Primer Acuerdo: Se impecable con tus palabras.
Es un acuerdo muy poderoso, cuantas veces nos pasa, que muchas veces decimos cosas y después juramos nunca haberlas dicho, pasa mucho con los políticos esto, o también pasa cuando nos damos cuenta de ciertas cosas entonces, vamos cambiando nuestros acuerdos, y posteriormente nuestro discurso cambia. Muchas veces nuestros filtros hacen que pensemos una cosa y digamos otra, o peor aún decimos amarillo y a la otra persona según sus filtros le está llegando verde, notaste cuanto problema de comunicación hay hoy en día, si esto de la comunicación anduviera mejor , muchas discusiones o guerras de las que hoy vivimos no existirían. La palabra es la que crea, nosotros creamos a partir de la palabra, por eso mismo es que tenemos que tener mucho cuidado con lo que decimos y sobretodo, escuchar lo que decimos, para de esta manera poder dar un mejor mensaje, nosotros con la palabra podemos destruir o construir, y eso va a diferenciarse en tanto y en cuanto lo que digamos y como lo digamos, en cuanto a entonación, tono y volumen. Por eso mismo tengamos en cuenta la importancia de sostener nuestra palabra, que si decimos algo lo hagamos y sobretodo, como indica el primer acuerdo: Se impecable con tu palabra.
Segundo Acuerdo: No te tomes nada personalmente:
Sé que es difícil llevar adelante este acuerdo, pero entendamos que mucho de lo que nos pasa no tenemos nada que ver con eso, cuantas veces somos testigos que alguien en la calle comúnmente o en algún servicio público discute con nosotros y nos agrede, esta agresión o dichos que nos puedan decir, no tiene nada que ver con nosotros, sino con la película mental que la persona tiene en sí misma, y en su forma particular de ver la vida, dependiendo de sus acuerdos personales en cuanto a su mapa mental de experiencias propias o infundadas por su entorno, que nada tiene que ver con nosotros, es simplemente como esa persona ve la realidad que lo rodea, no es la misma a la nuestra. Imagínate la cantidad de discusiones que podríamos evitar, si esto lo tomáramos al pie de la letra, y ojo ni bueno ni malo, porque imagínate que seas una persona apetecible a los ojos y de repente estas acostumbrada a recibir a diario algún que otro piropo, y un día no recibes ninguno, no es porque tu belleza haya decaído, sino que lo que vos pensas no es lo mismo que piensa la gente con la cual te cruzaste teniendo en cuenta en este caso la belleza de la que pensas tenes y eso es lo que tiene que importarte, no esperar la aprobación de los demás. Muchas veces hay personas que de pequeñas ya sea sus padres o tutores, le decían no servís para nada, sos imbécil y quizás esa persona creció con esas creencias e hizo determinados acuerdos, que lo llevan a realizar acciones que si llegan a salir mal, lo que hacen es reforzar ese acuerdo, en lugar de decir: ah salió mal porque me olvide de esto o aquello. Este Segundo acuerdo es muy fuerte y puede ser de gran utilidad si lo llegaras a adoptar en tus hábitos, es más puede llegar a hacer una gran diferencia en tu vida y en la manera de ver tu propia realidad, ojala te sirva.
Tercer Acuerdo: No hagas suposiciones:
Cuantas veces nos hemos visto envueltos en discusiones por hacer precisamente lo contrario a lo que nos indica este tercer acuerdo, no hacer suposiciones. Nosotros tenemos un mapa mental totalmente diferente al resto de la gente, y por tal motivo lo que vemos no siempre va a coincidir con lo que ven los demás, por ejemplo en las parejas, puede pasar que uno piense que la relación va a las mil maravillas y sin embargo la otra persona piensa totalmente lo contrario, ya que piensa de una forma muy diferente a la nuestra o de repente puede pasar que una diga no, no te digo que te amo porque se supone que te amo, y acá hay un tremendo error, porque no podemos hacer suposiciones y menos sobre lo que debería estar pensando la otra persona o haciendo, como para que coincida con nuestro mapa mental y así de esta manera poder llegar a un acuerdo. El tema básicamente radica en que tendríamos que comenzar a fomentar nuevos hábitos en nuestra vida y fundamentalmente en nuestra manera de pensar, porque cuando estamos acostumbrados, o habituados a pensar y obrar de una determinada manera, se nos dificulta hacerlo de alguna otra, pero cuando se nos muestra la importancia y las ventajas de adoptar una nueva manera de pensar y hacer las cosas , la tarea se nos facilita, este tercer habito, que nos habla de No Hacer Suposiciones, puede llegar a dar un vuelco favorable en tu vida si poco a poco , tomas la decisión de comenzar a adoptarlo.
Y de esta manera llegamos al Cuarto Acuerdo, que nos dice: Has siempre lo máximo que puedas.
Lo máximo que puedas siempre va a variar dependiendo de cómo estés, un ejemplo, a la mañana, ya levantado bañado y desayunado, con todo el día por delante, hay altas probabilidades que seas una persona mucho más productiva que a la tarde noche después de un día agotador y estresante, o si un día estas feliz por tal o cual motivo y otro día estas triste por x razón, entonces sea como sea que estés, sea mal o bien, feliz o triste, cansado o descansado, en todo momento, indistintamente de cómo te sientas tenes que hacer lo máximo que puedas, ni más ni menos, porque? Porque si das más que el máximo, te vas a agotar y eso no va a ser bueno ni para ti ni mucho menos para tu salud y si das menos que el máximo te vas a sentir mal, porque vas a sentirte culpable o con remordimiento, que podrías haber dado el máximo y no lo hiciste.

Estos 4 acuerdos de los que nos habla Miguel Ruiz , es un súper resumen de su libro, la idea básicamente es que puedas hacerte en algún momento de este libro, porque sé que no te vas a arrepentir y es simple si necesitas aprender cómo crear nuevos hábitos en tu vida y como perseverar, tenes herramientas que pueden ayudarte en este mismo libro que estás leyendo, simplemente espero que te sea de gran utilidad, y recorda que es todo de a poco, que la felicidad no es un destino, sino un camino, que no es solo entender el concepto, sino que lo más importante es que puedas vivir el proceso.


Perseverar

Category : Reflexiones

Siempre he sabido que la única manera de poder alcanzar los objetivos, lo que realmente anhelamos, o lo que alguna vez soñamos, se centra en una sola palabra, y esta es Perseverar.
La perseverancia es el valor humano fundamental que nos permite no rendirnos y continuar hacia adelante a pesar de las dificultades, los obstáculos, el aburrimiento, o la tendencia a los deseos de rendirse o abandonar una situación, que nos permita triunfar.
Esto me recuerda a una vieja historia que seguramente habrás visto o leído alguna vez en internet, ya que hay cientos de videos con esta historia, pero viene bien contarla.
Resulta que una tarde muy soleada de primavera, en un pueblo alejado de la ciudad, un burro calló a un pozo, por suerte o por cosas del destino, no se lastimo, pero el problema radicaba en que la profundidad del pozo le impedía poder salir.
En la desesperación y por instinto el burro comenzó a rebuznar de tal manera que la gente comenzó a acercarse debido al llamado sin consuelo del animal, el tema es que las personas no hallaban que hacer, para poder ayudarlo a salir del pozo.
Cuando en eso llego el campesino dueño del burro y viendo que era inútil todo esfuerzo por salvarlo, concluyo en que ya era un burro viejo y ya no servía para las tareas que se le encomendaban y por tal motivo, tomo una decisión drástica y hasta tal vez inhumana.
El pozo ya estaba seco y había que taparlo, y no valía la pena esforzarse sin resultados positivos, y toma la medida de que lo ayuden a sepultar vivo al pobre burro.
Cada una de las personas que se había reunido ahí, con el fin de socorrer al animal, agarro una pala y todos juntos comenzaron a tirar tierra adentro del pozo.
El burro, comenzó a dar gritos de lamento al ver lo que estaba sucediendo, cuando de repente, después de unas cuantas paladas no se escuchó más, y la sorpresa fue realmente grande cuando se asomaron para ver cuánto es que faltaba para terminar el trabajo.
El animal, en cada palada que recibía, lo que hacía era sacudirse la tierra y subirse al montículo que quedaba en el piso, fue de esta manera que el burro llego a estar a la altura del piso y pudo salir trotando.
Muchas veces en la vida uno puede sentirse como en un pozo y sentir que te hundís, el tema es que hay que ser consciente que nada dura para siempre, y es entonces que tenemos que tratar de levantarnos y seguir, porque nadie dijo que la vida era fácil, siempre se trata de que las cosas salgan bien tal y cual las pensamos, pero no siempre va a ser asi, y es por eso que tenemos que siempre perseverar.
Josh Billing, un humorista americano dijo: “Mire la estampilla de correos. Su utilidad consiste en la habilidad de pegarse a algo hasta que llegue a su destino”
Y esa precisamente es la idea de perseverar, de no darse por vencido en el primer obstáculo.
La perseverancia es un hábito que puede incorporarse, y muchas personas creen erróneamente que si no nacen con esa habilidad, no van a poder nunca lograr algo en sus vidas.
Las personas con decisión y determinación, son las que por consiguiente tienen perseverancia, ahora bien, que hacer para lograr tenerla si uno de por si no cuenta ni con un ingrediente ni el otro.
Voy a ayudarte, para que puedas crecer en este sentido. Las visiones, no mueren, simplemente lo que hacemos, sin pensar, es dejar de creer en ellas o en nosotros mismos para verlas realizadas, y para que esto no suceda, es necesario tener determinación.
Los seres humanos tenemos mucha facilidad para plegarnos a la mediocridad y el desánimo, y eso es lo que nos impide lograr las metas que muchas veces nos planteamos, el tema es que esa lucha interna que tenemos, entre lo que queremos lograr y lo que tenemos que hacer para conseguirlo, es muchas veces ganada por la comodidad y las pocas fuerzas para salir de nuestra zona de confort, no olvidemos que a nuestro cerebro le gusta estar cómodo y se siente mejor con lo que ya conoce y es reacio a lo nuevo y a lo que todavía no conocemos, y por tal motivo es que la perseverancia es un aliado de nuestros sueños y va a depender de cuán grande son estos para poder vencer a vulgaridad de seguir como estamos.
La gran pregunta entonces, es que es lo que queres lograr en el corto, mediano y largo plazo, y que crees vos que paso para que hasta el momento, no hayas podido concretar esa meta?
No es un secreto que poniéndole Pasión a todo lo que hacemos, hay altas probabilidades de concretar lo que queremos, ahora bien, déjame hacerte una pregunta, y me gustaría que me contestes con la mano en el corazón.
Verdaderamente le pones Pasión a lo que haces, o simplemente lo haces porque hay que hacerlo? Porque déjame decirte que cuando haces las cosas con Pasión, se nota, como también cuando haces las cosas sin ella.
El musculo de la perseverancia se ejercita con pensamientos positivos, así que es necesario mantenerse con una postura inclinada hacia la actitud mental positiva.
Nunca dejes de creer y tenes que saber esperar, porque acordate que en el lejano oriente hay una planta que se llama Bambú Japonés, y tiene una característica que la hace única en todo el mundo, y es la siguiente: Durante los primeros 7 años y a través de un riego y abono constante, día tras día, la planta pareciera estar muerta, ya que ningún cambio a simple vista se puede vislumbrar, y recién después de este largo periodo en el séptimo año y en tan solo 6 semanas, el bambú crece 32 metros aproximadamente, y esto se debe a que en todo ese periodo la planta está haciendo crecer sus raíces, que luego tendrán que sostener la tremenda altura que alcanza.
Muchas veces si queremos llegar al resultado que buscamos es necesario perseverar y para esto va a ser casi imprescindible poder contar con un circulo de personas sean familiares o amigos que nos ayuden a mantenernos firmes con lo que queremos lograr, porque tener un circulo fuerte es lo que nos va a ayudar y por el contrario si nuestro circulo no nos apoya entonces, hacernos a la tarea de buscar personas que estén alineadas con nuestros mismos objetivos, para que de esta manera la sinergia nos ayude a lograr nuestras metas.

En la vieja Grecia vivía Demóstenes, un niño que tartamudeaba, pero que soñaba con ser un gran orador.

En la escuela, cuando le tocaba pasar al frente a exponer algún tema de investigación sus compañeros solían reírse, pues repetía como diez veces la misma frase. Sin embargo, Demóstenes sabía que la perseverancia y la confi anza en sí mismo le ayudarían a desarrollar el arte del buen hablar.

Cuando él comentaba su sueño, sus familiares y amigos le sugerían que mejor identifi cara alguna otra aptitud con la que pudiera destacar. Pero él permanecía convencido que lo suyo era la oratoria y que aunque le costara, lo lograría.

Éste en su juventud contemplaba con admiración y mucha atención a los oradores y fi lósofos más reconocidos como Platón para aprender de ellos. Además, siempre se decía: “Todo es posible, sólo debo trabajar en miestilo”.

Un día preparó su discurso y se presentó en una plaza. A la tercera frase fue interrumpido por las críticas y burlas que le decían que pusiera más aire en sus pulmones que en su cerebro. Demóstenes no tomó esto como insulto, ni como un fracaso, al contrario siguió creyendo que tenía que seguir practicando hasta lograr su objetivo.

Durante los atardeceres corría por la playa, gritándole al sol con todas sus fuerzas para ejercitar sus pulmones. Por la noche se llenaba la boca de piedras y se ponía un cuchillo afi lado entre los dientes para forzarse a

hablar sin tartamudear. También se paraba varias horas seguidas frente al espejo para mejorar su postura, controlar

sus gestos y su forma de articular las palabras.

Así pasaron años hasta que un buen día se presentó ante una asamblea, donde defendió con admirable elocuencia a un hombre al que sus hijos le estaban robando sus bienes. No

sólo ayudó a esta persona, sino que logró el reconocimiento

de todos con su discurso tan coherente y persuasivo.

Demóstenes demostró al mundo que el fracaso no es más que una idea que está en nuestra cabeza y que el éxito es posible siempre y cuando creamos en nosotros mismos y seamos capaces de perseverar y trabajar por conseguir

nuestros más grandes sueños. Así que ya lo sabés, de vos depende alcanzar tus propósitos.


Próximas Conferencias

Octubre

02Oct6:30 pm8:30 pmG.P.S Taller Intensivo

04Oct6:00 pm9:00 pmReborn

Noviembre

Reservado para tu empresa, Contactame

Diciembre

01Dic8:00 pm10:55 pmDestacadoCuando la Familia TEAcompañaSan Pedro de la Paz

Búsqueda:

Whatsapp
X